martes, 19 de mayo de 2009

43.

Nos cruzamos un día por casualidad, después de tanto tiempo volvíamos a ser desconocidos. Aún así, cuando nuestros ojos se encontraron, dos matices distintos de verde salvaje, supe que aunque nuestros corazones no latieran al mismo tiempo nuestros cuerpos estaban hechos para encajar el uno con el otro.
Tuve la sensación de compartir algo contigo que no alcanzaba a entender e igual que vino se esfumó cuando perdí el rastro de tu mirada, la que guardabas para mí, con sabor a chocolate y menta.

Y un tiempo después aún te buscaba, hasta que un día te encontré perdido en un atardecer que me llamaba.
Rompí la barrera de piedra que encerraba mi ser y me acerqué hasta ti con la vida a flor de piel.

Cada movimiento era una descarga, como una corriente eléctrica que se establecía entre los dos; no puedo decir que me acariciabas, simplemente intuía el roce que tus manos dibujaban sobre mi cuerpo, sin llegar a tocarme, acariciando mi pelo con tu nariz, mi oreja con tus labios. Me sobraba el mundo allí perdida, entre tus brazos. Todo tenía el color de un encuentro simulado, como si cada segundo hubiera sido estudiado por ambos con años de antelación, como si supiéramos qué hacer, cómo reaccionar en cada situación.


Con la pasión cantándonos y la lujuria poseyendo nuestros besos bailamos hasta que el sol se quiso poner. La luna se fusionó con nosotros, y fuimos uno hasta el amanecer, enseñándonos el significado verdadero, el más puro e incomprensible de la palabra placer.

Nos dijimos adiós, hasta que nos volvamos a ver y nunca hubo una segunda vez. Antes que enamorarme de ti, le prendo fuego a los recuerdos y pongo rumbo a Madrid. Y aunque mi corazón sigue dormido y se niega a despertar, hay algo de mí que se fue contigo a conocer el mundo y viajar.

Fuimos una preciosa casualidad, uno de esos juegos del destino en los que toca ganar… pero ni yo te comprendo, ni tú me convienes a mí.
Es el fin.


Nos vemos algún día entre besos e ironía. ¿Te va bien San Valentín?

16 comentarios:

  1. =0 muy lindo, asi lo pondria yo... Fuimos lo que fuimos, creo que suena mejor de esa forma, al menos lo creo asi jiji =D

    Saluditos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Será verdad eso que dicen, que las personas que pasan por nuestra vida pasan por algún motivo?...
    precioso relato, realidad o ficción, me has transportado..
    Beso Dama.

    ResponderEliminar
  3. La maravillosa magia de lo irracional, porque irracional es la pasion, la atraccion y la entrega. Pero lo que mas me ha gustado de todo es ese dejarse llevar por ello. Ese cerrar los ojos y dejar que las cosas sean. un segundo irrepetibler, un gozo inesperado. Dejarse fluir con el solo rumbo de lo irracional e incomprensible, porque el placer. la atraccion. la seduccion . la entrega, son sentidos. Dejarse llevar, Dama Blanca, en su mas maravilloso sentido.
    Gracias por las sensaciones irracionales que producen tus palabras. Gracias de verdad. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Cuando hay encuentro verdadero es muy difícil decir "es el fin"... Quizás San Valentín les venga bien...

    Besos rojos,
    HR.

    ResponderEliminar
  5. yo ya te sigo, sigueme en:
    http://just-cristy.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Precioso relato, tu forma deescribir es genial, me gusta.
    Un placer leerte.

    Abarzos.

    ResponderEliminar
  7. Me encanto descubrir tu fabrica de sueños...
    mua¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Te has salido, está genial :) Solo una cosa, San Valiente es muy mala fecha que hace fresco y te llenan el corte inglés (y alrededores) de chorradas.

    Un placer leerte, como siempre.

    ResponderEliminar
  9. En palabras de un amigo cantor: ''fuimos la esperanza que no llega, que no alcanza, que no pudo disfrutar su tarde mansa''

    Ademas, no hay que olvidarse lo dicho sobre las segundas partes.

    Un beso enorme dama, que estes bien.

    ResponderEliminar
  10. "supe que aunque nuestros corazones no latieran al mismo tiempo nuestros cuerpos estaban hechos para encajar el uno con el otro".

    Genial, sobre todo esa parte.

    Ya sabes que te odio por escribir tan bien xD

    ResponderEliminar
  11. ♦^^¡Divino! ¡Celestial! ¡Ultra Cool! Cada letra, cada palabra "...como si cada segundo hubiera sido estudiado por -Vos- años de antelación...". Como toda una conocedora del Corazón (y esas cosas). ¡Gracias Preciosa por tantas verdades de Amor! y to'. Att. vuestra (desaparecidita): Odi^^♣

    ResponderEliminar
  12. Impresionante, maravilloso, único e infinitos calificativos vienen a mi mente trás leerte.

    Entre besos y ironía, volvereis a reencontraros.

    Regresaré a esta tu fabrica de sueños, un placer descubrirte Dama Blanca.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Qué triste cuando ciertas personas se van... pero, es así, supongo, tendremos que intentar aceptar las despedidas, aunque incluso puedan doler pero, los recuerdos siempre quedarán.

    Saluditos.

    ResponderEliminar
  14. triste y causalmente cierto...

    Salu2

    Chris De Lioncourt

    ResponderEliminar